viernes, 6 de julio de 2012

El 47 por ciento de la población tiene algún tipo de deuda en el Maule

TALCA.- Según la Encuesta Casen 2009, aproximadamente el 47 por ciento de los maulinos tiene algún tipo de deuda, lo que se traduce en aproximadamente  480 mil personas considerando a los habitantes pertenecientes a la fuerza laboral, es decir, a los ocupados y desocupados, y en este porcentaje se incluye a quienes tienen un crédito hipotecario, informó esta semana el diario El Centro de Talca.
El director del Centro de Estudios de Opinión Ciudadana (CEOC) de la Universidad de Talca -unidad que ha estudiado este fenómeno-,  Medardo Aguirre, explicó que “si no consideramos los créditos hipotecarios el porcentaje de endeudados es aproximadamente un 33 por ciento, lo que equivale aproximadamente a 337 mil  personas. Al analizar los niveles de deuda de las personas por provincia, considerando las deudas generales más los créditos hipotecarios, resulta que el mayor porcentaje de endeudados se encuentra en la provincia de Curicó con un 58 por ciento, principalmente por la mayor cantidad de créditos hipotecarios -26%-. Le sigue Talca con 53 por ciento, Linares con 44 por ciento y con menor porcentaje de endeudados Cauquenes con un total de 35 por ciento”, indicó.
Para el especialista, según la Casen 2009, “el ingreso promedio por trabajo de los maulinos es de $333 mil 558, siendo el promedio país de $449 mil 294. Por tanto, el endeudamiento es necesario para lograr un cierto estándar de vida, sobre todo en una sociedad consumista como la chilena. Por otro lado, según la encuesta de opinión del CEOC, un tercio de los maulinos dice que se endeuda porque el sueldo no les alcanza”, manifestó.

BAJOS SUELDOS
La diferencia de salarios y la fácil accesibilidad para obtener tarjetas en casas comerciales en la región, sería una causal de este tipo de comportamientos de los maulinos, según explicó la vicedecana de la Facultad de Ciencias Empresariales, de la Universidad Autónoma, Jennifer Rivera. “Sin duda que en el caso de la Región del Maule, los bajos salarios en comparación con la media nacional, según las cifran Casen 2009, podría estar influyendo, sin embargo, no se debe desconocer que los costos de vida en esta zona, son menores a los de Santiago y otras regiones del país, lo que nos indica que no es la única causa. También hay un tema social, el consumismo es un fenómeno que ha calado hondo en la sociedad chilena y por supuesto también en la región”, sostuvo.
Rivera agregó que el acceso al crédito ha sido por años en extremo expedito y poco riguroso. “En algunos caso es casi indiscriminado, sólo basta con mirar los requisitos hoy para acceder a un plástico en comparación a los requisitos que se ponían 10  ó 15 años atrás, esto sumado a la falta de una cultura de la gestión del propio endeudamiento por parte de la población, conforma una peligrosa combinación”, comentó.

TERMINAR CON LAS DEUDAS
Para la académica de la Universidad Autónoma existen maneras sencillas para que las familias ordenen sus deudas y puedan comenzar a cancelar antes de entrar a la lista de morosos. “Recomiendo hacer una proyección de la situación presupuestaria de la familia, haciendo el simple ejercicio de identificar los ingresos y gastos, pagos de cuentas, servicios básicos, gastos de alimentación, transporte, arriendos, dividendos, etc…, que se tiene mensualmente, para desde allí establecer la capacidad cierta de gastos extras y no excederse de esta. En el caso de que las deudas estén muy disgregadas, generando costos y gastos de intermediación, es recomendable consolidar la deuda, lo que se puede hacer a través de un crédito de consumo que permita fundir todos los compromisos en uno, eso sí, deben olvidarse de las tarjetas, porque muchas veces ocurre que luego de consolidar se cae en la tentación de utilizar nuevamente el plástico, iniciando nuevamente el circulo vicioso”, explicó Rivera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ COMENTA ESTA NOTICIA !!!