miércoles, 6 de mayo de 2015

Comenzó juicio oral contra estudiante que mató a compañero en liceo de Linares

Con la declaración de sus propios compañeros y profesores, algunos de los cuales fueron testigos directos de lo ocurrido en el patio del Liceo Politécnico de Linares en agosto del año pasado, comenzó la mañana de este martes el juicio oral en contra del adolescente de 17 años y de iniciales N.E.L.A quien en el patio del establecimiento extrajo un arma de fuego de entre sus ropas y a muy corta distancia disparó en reiteradas ocasiones en contra de su compañero de Tercero Medio Cristián San Martín quien recibió dos impactos de bala, uno en la pierna y el otro en el abdomen, éste último quitándole la vida a pesar de los esfuerzos médicos.

Una riña entre ambos originó la ofuscación del imputado quien salió del liceo y fue hasta su domicilio donde mantenía escondido un revolver, para luego volver al establecimiento y usar el arma en contra del adolescente, situación que motivó al Ministerio Público a presentar acusación por homicidio calificado.

“Este es un homicidio calificado, no es homicidio simple y por ello indicamos que él actuó premeditadamente, es decir, reflexionó acerca de qué era lo que iba a hacer y de hecho se han prestado testimonios que dan cuenta que antes de que él se fuera del colegio amenazó a la víctima diciéndoles - como dicen los jóvenes - que se lo iba a pitear.  Luego sale del establecimiento para buscar el arma y mantiene esa determinación, luego llega al colegio y dispara. Claramente para nosotros es constitutivo de una calificación por el ilícito de homicidio y por ello es mucho más grave y reprochable y la pena que pedimos dice relación con eso”, afirma la fiscal jefe de Linares Carola D´Agostini a cargo de presentar todos los antecedentes y peritajes ante el tribunal oral de esa comuna.

Para un adulto la pena comienza en 15 años y un día pudiendo llegar hasta presidió perpetuo, pero en este caso como se trata de un menor que a la fecha de los hechos tenía 16 años, el máximo de  la pena a la que podría ser condenado considerando su irreprochable conducta, según la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente, es de 5 años de internación en régimen cerrado, es decir, en un recinto cerrado bajo la custodia perimetral de Gendarmería y sin la posibilidad de salir al exterior.

El juicio tiene programado su término para este miércoles donde se dará a conocer el veredicto en contra del acusado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ COMENTA ESTA NOTICIA !!!